martes, 28 de octubre de 2014

ME PASO POR WHASEAD




Esta mañana una amiga, me mandó al movil un Powerpoins. Ya lo conocia, no importa que este muy visto, como tiene mucho de verdad me ilusioné. viendolo, y mandandoselo a otras amigas. Y lo que yo temia paso, desde que conocí el Whatsapp temia que me pasara esto. Lo vengo diciendo, un dia se me quemará la comida. Así ha sido, me enrolle con el Sombrero Rojo y "Se me fue el santo al cielo". La carne en salsa, quemada sin solución.
Espero que no lean esto mis hijos. Siempre dandoles la tabarra cuando los veo whasead. Eso del Whatsapp os quita mucho tiempo, no disfrutais del momento que teneis delante de vosotros, os transportais a otro mundo y olvidais el presente. Si, si, hoy me ha pasado a mi.
Nunca mas contestaré a un mensaje mientras este cocinando. Claro que esto me ha pasado porque era carne solo para dos, si hubieran estado ellos, (Mis hijos) me olvido del TF, y me dedico solo a lo que tengo entre manos, que ya me ocupa suficiente tiempo.
Pues eso, que os cuento lo que me pasó en la mañana.
 ¿Alguna vez se os quemaron las lentejas mientras estabais Whaseando?
Para todos los que pasis por aqui. Besos y abrazos.

Rafaela.

miércoles, 15 de octubre de 2014

EL SENTIR DEL CAMPO





Unas sencillas fotos que al observarlas nos pueden trasmitir toda la paz y tranquilidad que se respira en el campo, tan solo interummpido a veces por el sonido de una bandada de pajaros o palomas que al percatarse de nuestra presencia salen de los pinos seguidas de un fuerte estruendo. Animalillos que vamos encontrando en nuestro paseo.
Como ejemplo estas ocas pidiendo con su graznar, ordenes de su dueño para ser encerradas en su corral.
O como este sigiloso gatito acechando algun insecto desde el pequeño muro.

Mirando a uno y otro lado, aunque estemos solos, todo se siente lleno de vida a nuestro alrededor.




La lluvia del otoño hace crecer la hierba junto con las guindillas que quedaron olvidadas en el huerto, donde tambien podemos ver esta manzanas de un apetitoso colorido rosado.
Estas y otras pequeñas cosas son trocitos de vida en el campo.



Junto con estas letras y fotos, os dejo a todos mi abrazo.

Rafaela.