viernes, 15 de junio de 2018

NO ES LO MISMO, NO.





No es lo mismo recordarte que pasearte con la mirada.
Ya nada es igual.
Has cambiado tanto desde entonces...
Ya no existen las pequeñas casas blancas de mis sueños,
ni tampoco he visto en mi camino eucaliptos blancos.

No pude encontrar el arroyo bajo el puente,
ni pude escuchar el rítmico sonido del agua de la fuente.
Ya no he visto melocotoneros floridos en el huerto.
Allí donde miré, del lugar que recuerdo nada encontré.


No es lo mismo, no, tenerte en el recuerdo,
que pasearte queriendo buscar recuerdos.

Seguirás creando vivencias nuevas para gente nueva,
mientras, seguiré pensando en ti, para recordarte.

Mitigare esa añoranza guardando tus  paisajes
enmarcados en el cuadro de mi vida.
Aquellos que una vez dibujara en mi pensamiento
para no olvidarte nunca aún estando lejos.


Rafaela.

       

15 comentarios:

  1. Precioso Rafaela, pare leer y disfrutarlo, para reflexionar. me ha encantado. Un abrazo grandote

    ResponderEliminar
  2. Es triste regresar a lo que ya no existe como fue. Pero queda el cariñoso recuerdo en lo más profundo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Genial!
    No es lo mismo.
    Como decía la canción:
    "tu vida cambió..."

    ResponderEliminar
  4. " Seguirás creando vivencias nuevas para gente nueva,
    mientras, seguiré pensando en ti, para recordarte."

    Precioso resumen de lo escrito .Me ha encantado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Al igual que a nosotros el tiempo nos va cambiando también ocurre con esos lugares en los que hemos vivido y luego tuvimos que marchar y al regresar al cabo de un tiempo lo encontramos todo cambiado y casi desconocido pero quizá ese lugar tampoco nos reconoce a nosotros..........pero los recuerdos de antaño siempre se conservarán tal y cómo fueron.Besicos

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Hola Rafi!! Cuánta belleza en tanta añoranza. Nada nunca es igual, todo cambia, pero vive intacto en nuestros recuerdos. Es precioso. Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Hay que quedarse con los buenos recuerdos vividos, porque la vida avanza tan rápidamente que hasta los bellos lugares que conocimos, o han dejado de existir o los han cambiado por completo.

    Besos tocaya.

    ResponderEliminar
  8. palomavivancos.wordpress.com16 de junio de 2018, 13:52

    Me ha gusrado mucho Rafaela!

    ResponderEliminar
  9. Hola Rafaela, como bien dices no es lo mismo, cada vez que regreso a la tierra que me vio nacer, miro esos cambios.

    Besos de Espíritu sin Nombre.

    ResponderEliminar
  10. Un sentido poema sobre la nostalgia o más concretamente sobre la morriña, ese sentimiento que nos une a la tierra de donde somos, tan difícil de olvidar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Es cierto, ya nada es como en nuestros recuerdos, a mí me pasa muchas veces, así que me he sentido muy identificada con tus palabras. Un placer descubrir tu blog en el que me quedo como seguidora.

    Besos mil desde Los dulces secretos de Cuca

    ResponderEliminar
  12. En los últimos tiempos La evolución del mundo nos ha superado.
    Los que nacimos y nos criamos en pequeñas poblaciones, cuando regresamos después de los años, vemos con nostalgia que ya nada es lo que era y con mucha tristeza cuando recordamos a muchas personas queridas que se fueron.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. tu nostalgia me ha llegado ya que a todos nos ha pasado alguna vez lo mismo
    abrazo

    ResponderEliminar
  14. ¡Cómo te entiendo Rafaela, la nostalgia por lo que tenemos en el alma se hace polvo, cuando volvemos y queremos reencontrar lo perdido!
    De todos modos los primeros recuerdos, fueron vivencias que anidaron en nuestra alma y nos ayudaron a ser lo que hoy somos, y eso es lo importante, porque como decía Don Hilarión... Hoy los tiempos adelantan que es una barbaridad...

    Feliz verano, te imagino ya en tu pueblo. Un abrazo.
    Ángeles

    ResponderEliminar
  15. Un fresco y sentido poema Rafaela.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar