lunes, 8 de enero de 2018

EL ACORDEÓN



Tan solo escuchar la canción del Milagro de San Antonio, Y los recuerdos afloran a su niñez con una nitidez que le asombra sobremanera, porque lo que va a contar pasaba cuando ella tendría dos años, o quizás menos. Debía de estar en una habitación acostada y la despertó una música muy bonita y el ruido de mucha gente en algún lugar cercano.


Aunque la música era agradable de escuchar, aquella no era su cama, y por consiguiente tampoco su casa. Sentada en la cama lloraba desconsolada, hasta que alguien pasó a por ella, y cogiéndola en brazos la calmaba y la lleva a otra sala o comedor. Allí ve a su madre con una bonita acordeón entre sus manos que seguía tocando armoniosamente. Y a su alrededor, mucha gente bailando. Serian familiares y amigos que celebraban alguna fiesta. ¿O quizás fuese Nochebuena? A la niña todo el mundo la besaba y la llenaba de mimos, pasando de unos brazos a otros, para ellos seguir bailando al ritmo de la música.


Después de aquella fiesta no recuerda ninguna otra, pero con el tiempo sabe que sus padres tocaban el acordeón. Que su madre era una una verdadera artista con este instrumento armónico y que hacía vibrar a todo el que la escuchaba. Dicen que. “El acordeón no se toca con las manos, se toca con el corazón.” Y ella lo hacia así de bien.


Sabe que fue la madre la que enseñó al cabeza de familia, y que era una manera de  ganar unas pesetillas de la época, cuando les llamaban para alguna boda o algo que celebrar.
Seguro que todo esto sería hasta que el padre pudo tener un trabajo más o menos estable, además del impedimento que supondría no poder compatibilizar la tarea de ser madre de tres niños con aquellas fiestas nocturnas.  


Aquella acordeón la vio la niña alguna vez en casa, hasta que pasados unos años fue cambiada por una radio que toda la familia disfrutaba escuchando los discos dedicados, y sobretodo los niños de la casa, con la hora de Matilde Perico y Periquin.
También recuerda que sus padres escuchaban con el volumen muy bajito. Radio Andorra o La Pirenaica. Donde una voz muy peculiar de mujer repetía constantemente. Aquí, Radio Andorra.


Rafaela.

sábado, 23 de diciembre de 2017

FELIZ NAVIDAD




Aquí estoy, preparando buena fabada asturiana para hoy que ya somos 11, pensando en cena para 11 y comida de mañana 24, mas la cena de  Nochebuena algo mas especial. Solo me queda tiempo para desearos Feliz Navidad.

Besos y abrazos amigos.


Rafaela.

miércoles, 13 de diciembre de 2017

SOY COMO ME VES



Soy como me ves.
Así como me tienes en tus pensamientos
como me sueñas en tus locos sueños
como me sientes al soñar mi cuerpo,
unas veces nieve y otras fuego.
Como el rugir de la tormenta
que da paso al arco iris
Así soy yo.

Soy todo y nada al mismo tiempo
fuerte por fuera, frágil por dentro.
Nada soy si tu no estas
grande soy si a ti te tengo.

Soy como me ves.
Así como me miras a través del tiempo
queriendo detener mis años viejos. 
Así soy yo.



Rafaela.






viernes, 8 de diciembre de 2017

EL TERCER BOLSO




Como se dice que no hay dos sin tres, aquí tenemos el tercer bolso, y como ya teníamos el azul y el verde faltaba el rojo para mi otra nuera y aquí lo tiene terminado. Listo para que lo pueda lucir en estos días de fiesta, aprovechando sus  vacaciones en España. 
Así que por ahora se acabó el hacer mas bolsos. Haré otras cosas de bolillos, pero bolsos no mas. No mas porque no tengo mas chicas... Bueno tengo una nieta de cuatro años, pero creo que si algún día quiere un bolso seguro que se lo podrá hacer ella. Digo que se lo hará ella porque pienso enseñarla. Y ademas, porque si ella un día me pide que le haga un bolso, ni mi vista ni mi paciencia estarán ya para seguir haciendo este arte por mucho que me guste. 
Los Reyes Magos le traerán este año su primera almohadilla y luego queda esperar que le guste el soniquete de mover bolillos y continúe con ilusión.


Rafaela 

viernes, 20 de octubre de 2017

UN CHICO DISTINTO

                 

Aquel muchacho había nacido con una sensibilidad especial. Le gustaban mucho las muñecas y a escondidas les hacia sus propios vestidos.
 Pasaba horas mirando como bordaban las niñas sentadas al sol, para él era la ilusión de cada tarde.
Las muchachas charlaban, reían y escuchaban los discos dedicados de la radio. Él las observaba con la atención de querer aprender lo que ellas estaban haciendo, aunque nunca tomó la decisión de decir que le enseñaran.

Ellas notaban algo extraño en su comportamiento, pero no le daban mayor importancia,solo le miraban como un niño distinto. No le gustaba el fútbol ni la bici como a los demás niños, se sentía mas feliz saltando a la comba  con las chicas. 
Era sensible, educado y le gustaba mucho leer, y por su seguridad en la forma de actuar, tan distinta a los demás muchachos, era muy querido por todas sus amigas.

Puede que tuviese algún problema, pero nunca se le notaba triste. Cuando se cansaba de estar con las chicas se marchaba silencioso a su casa y allí pasaba la mayor parte de su tiempo.
Pasaron los años de adolescencia y llegó la hora de emigrar a las ciudad.

¿Que seria de aquel chico? ¿Le habría sido difícil integrarse  a su nuevo mundo el día que decidiera salir del armario?  


Rafaela.







lunes, 25 de septiembre de 2017

DIFICIL DECISIÓN

                                         


Ese día estaban solas las dos, y su pequeño hermano lloraba sin consuelo. Nunca antes le oyeron llorar de ese modo. Seria que hasta entonces siempre había estado con ellos la madre que los cuidaba a todos. El niño de ocho meses tenia hambre y hasta que faltó la mamá, solo había tomado pecho. 

Que podemos hacer! se preguntaban una a la otra. La mayor que tenia trece años era la mas decidida y pronto vio la solución.

Pero! No puedes hacer eso, prefiero morirme de hambre. Gritaba la mas pequeña.
Mamá lo hacia cada vez que quería hacer un caldo, y pienso que es lo mejor que podemos hacer hasta que papá vuelva del pueblo.

Sin pensarlo dos veces echó a corres detrás de una gallina hasta darle alcance. Mientras en sus oídos retumbaba el llanto de su hermana por la pena  que le producía pensar lo que estaba haciendo. Ella solo pensaba que tenia que hacer un caldo y dar de comer a su hermano.
                                                                     

 Nunca digas eso no podría hacerlo. Solo pide que no te veas en la situación.


Rafaela.



sábado, 9 de septiembre de 2017

TERREMOTO EN MÉXICO

Estaba tan entretenida, que se me olvidó quejarme. 
¿ 0 es que no me duele nada?
Quizás es que solo me preocupan las muchas desgracias que ocurren por el mundo.
La constante amenaza del terrorismo que nos quita a muchos el sueño.
El terremoto de México..Claro,esto es lo que  me duele estos días!
Teniendo a mi hijo y su familia allí, no puede haber otra cosa que me duela mas.
No es fácil dormir tranquila teniéndolos tan lejos y tan cerca de tanta desgracia.
Por suerte ellos viven en la Ciudad y solo han vivido el gran susto al despertarles el gran temblor que sacudía el edificio.
Como siempre lo peor se lo llevan los mas humildes,en Chiapas, Oaxaca y Tabasco.Zona donde se registro el epicentro del terremoto,es donde se han producido las muertes y heridos. Y aunque están recibiendo toda la ayuda necesaria, les quedara mucho tiempo para volver a la normalidad.

Solo pensar el susto que se llevó mi nieto al despertarse con el ruido de abrirse y cerrar puertas solas, los gritos de los vecinos bajando las escaleras. Solo imaginarlo, se me encoge el alma.

Se lleva mal tenerlos tan lejos, pero en estos días es aun mas difícil.

Bueno amigos. Solo son mis preocupaciones dejadas en el blog.

Un abrazo para todos.



Rafaela.