martes, 18 de febrero de 2020

UN DÍA GRIS






Aunque el almendro con sus flores quiere alegrar un poquito el día. Lo sigo viendo triste, muy triste.

Ya se que es normal que haya días que no se iluminen, aunque el sol luzca en el cielo con sus  brillantes rayos. 

Rafaela.

domingo, 16 de febrero de 2020

EL CALCETÍN

No se si he dicho alguna vez que no soy miedosa. Así es, no le tengo miedo a casi nada. “Bueno si, a las enfermedades y a las serpientes”. Pero hoy reconozco,  que he sentido pánico cuando al coger un calcetín, este vibraba como si tuviera vida. Lo primero que hice fue tirarlo al suelo y observar. El calcetín se movía sin parar.
A todo esto mi imaginación y mi miedo no me dejaban actuar. 

Puede ser un ratón. O quizás la temida culebra...

Tranquila, me dije. Tengo que encontrar una lógica y actuar con tranquilidad.

Pero quién se atreve a coger  de nuevo el calcetín. Solo podía hacerlo yo, porque no había nadie más conmigo. Así que, con mucha cautela, lo cojo, me lo llevo fuera.  -A todo esto, el calcetín parecía un móvil en modo vibración- Tengo que reconocer que he pasado miedo hasta darle la vuelta al calcetín.
Y qué imagináis que me he encontrado. Un simpático abejorro, que huyendo de la helada de la noche, no había encontrado mejor cobijo que el interior de un calcetín.


Rafaela.

martes, 14 de enero de 2020

ABANICO DE BOLILLOS



Un día hablaba de los beneficios de hacer encaje de bolillos. Hoy puedo asegurar que sirve como terapia para sobrellevar momentos difíciles, que nos acontecen cuando menos lo esperamos. 

Elaborar este bonito abanico, me ha ayudado mucho a ir pasando estos nueve meses tan duros en mi vida. Unido a muchas horas de lectura, largas caminatas en la naturaleza, y la compañía siempre, de hijos, nietos, familia y amigos, que estáis pendientes de saber cómo me encuentro. Os puedo asegurar que voy sin necesidad de ningún otro tratamiento. Solo tener todas las  horas del día ocupadas, es la única medicina que necesito.

Gracias a todos por vuestros comentarios en el blog.

Un cariñoso abrazo.


Rafaela.

martes, 17 de diciembre de 2019

POR SI VOLVIERAS



Por si acaso volvieras te guardo mis besos.
Por si un día te viera mantengo mis sueños.
Por si acaso me ves como yo te siento.
Todo está guardado en ese rincón nuestros
junto a los anhelos.

Por si acaso vuelves avivo el rescoldo 
andando el camino de lo ya vivido con tanto delirio.
 Aunque ya es quimera,
quiero estar alerta y todo en su sitio.

Guardando tu vida como si estuvieras.
 Mimando tus manos con una caricia.
Todo está guardado. 
Por si acaso un día volvemos a vernos.  



Rafaela.

domingo, 29 de septiembre de 2019

LA SOCORRIDA TORTILLA DE PATATAS



Hoy he tenido que hacer dos tortillas de patatas. Según estaba haciéndolas, pensaba en el buen arreglo que hacen en cualquier momento. Así que me ha venido a la mente investigar quién sería el inventor de dicha exquisitez, que de tantos apuros ha sacado siempre a las amas de casa.

https://www.elplural.com/leequid/donde-y-cuando-se-invento-la-tortilla-de-patatas_123575102


Se dice que fue el General Zumalacarregui en 1835. Y que fue durante La primera Guerra Carlista en Bilbao. Quería dar a sus tropas algo nutritivo y económico. Pero si leéis el artículo ya dice que se lo encargó a una campesina.
Aunque también dice que ya estaba inventada bastante antes en Villanueva de la Serena (Badajoz ) en 1798. 

 Sea como fuere, seguro que una mujer apurada por poner algo a la mesa, cuando sólo disponía de  dos o tres huevos, y los comensales eran seis, se le ocurrió el famoso revuelto de patatas y huevos convertido en la socorrida y nutritiva Tortilla de Patatas.


Rafaela.

lunes, 9 de septiembre de 2019

SERRANILLA..

A la derecha, la primera agachada soy yo.

Este mundo blogero es mágico! Con el tiempo vas conociéndolo y aprendiendo a disfrutar de los relatos, historias o anécdotas de compañer@s que a la vez te traen a la mente recuerdos de tus propias vivencias que quizás teníamos olvidadas y al leer aquello en otro blog se enciende la lucecita y recuerdas tu propia experiencia.

El otro día nuestra amiga Jara del blog Tomando café. http://tomandocafe04.blogspot.com/2012/11/anecdota-literaria-categoria-infantil.html# nos ofrecía una entrada con una anécdota graciosísima recordando la manera tan distinta de entender la lectura en nuestros años de infancia, de cómo te hacías mil preguntas sin respuesta “atascándonos” en  palabras o frases difíciles para nuestra edad y en unos años que nuestros maestros hablaban solo ellos y no valía preguntar ni rechistar.   

Según disfrutaba de lo que ella había escrito recordaba mis años de escuela. Seria en unas vacaciones de Navidad, yo tendría los 6 o 7 años. Con muchos días por delante y con tiempo suficiente (nos dijo la maestra) para que al volver supiéramos recitar la poesía de un conocido poeta castellano Don Iñigo de Mendoza, Marques de Santillana.  Estaba escrito en un folio y con una caligrafía antigua que me llamaba la atención y me gustaba aquel diseño, el único problema era  que no había manera de entenderla.

De vez en cuando había en aquella poesía unas palabras mal escritas, cuando mas animada estaba con mi lectura en voz alta me encontraba que aquello que leía no tenia sentido. Moza tan fermosa…  Fablando sin glosa… Por tierra fraguosa… ¿Como seria aquella moza y aquella tierra? Nada de nada, un día y otro, pasaron las vacaciones con mi preocupación de no entender aquella poesía que seria preciosa pero aquello de no estar segura de lo que decía me hizo revelarme, romper el folio y negarme a recitarla, diciendo que perdí el papel y asumiendo el castigo que me caería encima. Castigo si hubo, pero ninguna explicación del significado o algo relacionado con la preciosa Serranilla.

Pasados algunos años y mi tesón en querer saber, encontré la famosa Serranilla y pude aclarar todas las dudas que me quedaron       
entonces.

     LA VAQUERA DE LA FINOJOSA                                                                                       

 Moza tan fermosa 
non vi en la frontera, 
com'una vaquera 
de la Finojosa.

Faciendo la vía
del Calatraveño 
a Santa María, 
vencido del sueño, 
por tierra fraguosa 
perdí la carrera, 
do vi la vaquera 
de la Finojosa.


En un verde prado 
de rosas e flores, 
guardando ganado
con otros pastores, 
la vi tan graciosa, 
que apenas creyera 
que fuese vaquera 
de la Finojosa.


Non creo las rosas 
de la primavera 
sean tan fermosas 
nin de tal manera; 
fablando sin glosa,


si antes supiera 
de aquella vaquera 
de la Finojosa;


non tanto mirara 
su mucha beldad,
porque me dejara 
en mi libertad. 
Mas dije: «Donosa 
-por saber quién era-, 
¿dónde es la vaquera
de la Finojosa?»


Bien como riendo, 
dijo: «Bien vengades, 
que ya bien entiendo 
lo que demandades;
non es deseosa 
de amar, nin lo espera, 
aquesa vaquera 
de la Finojosa».


Rafaela.
        

lunes, 26 de agosto de 2019

NADA ME CONFORMA

No es fácil conformarse 
y acostumbrarse a vivir con tu ausencia.
Por más que lo intento, 
no me acostumbro a vivir solo de tus recuerdos.
Nos quedaba tanto por hacer juntos.


Mis días y mis horas son eternas sin ti.
Lo que antes veía bonito, hoy lo veo gris-borroso,
 y hasta negro algunas veces.
No estás, y cuesta mucho seguir.

Con esfuerzo sigo adelante.
Voy, vengo y sigo el camino,
pero mi desánimo vuelve,
 cuando veo que no te encuentro
 en ningún  destino.  


Ya se que te tuve muchos años .
Ya se que me diste siempre lo mejor.
Ya se que te quise mas que a nadie.
También se que todo tiene un final,
pero no me conformo a no tenerte nunca mas.


Rafaela