sábado, 22 de abril de 2017

COTILLEO ENTRE PUCHEROS

Este es un relato que escribía en enero del 2013 en mi otro blog.
Hoy lo paso a este para recordarlo.



                                




En aquel pequeño rincón que hacia de cocina. Junto con los vapores y olores que desprendían las ollas del pote gallego, el cocido madrileño, o los callos. Se entremezclaban las historias de personajes famosos que pasaban diariamente por aquella zona antigua de Madrid. Unas eran escuchadas sin querer, otras muchas contadas por los propios comensales cuando la charla se animaba acompañada por la euforia del momento de ocio.      
Ramiro era un hombre de edad avanzada, buena persona y con mucho mundo corrido. De joven había viajado de un lado a otro, siempre con su profesión de camarero a cuestas. Era este el que se encargaba de pasar las noticias al olor de los pucheros. Y poner cara y nombre a los cuentos y chismes de la gente que pasaba a sentarse en el comedor de aquel Restaurante.

-Cuatro cocidos completos -uno de ellos para el Andaluz. El productor de cine. Con una buena “pringá” como él dice. -Como podrá comer tanto este hombre, un día le va a dar algo de lo gordo que esta. Hoy se le olvidó, que ayer dijo que estaba a régimen-. - Según les oigo hablar creo que están preparando el rodaje de una nueva película-.  

Pues mira el Empresario de la mesa 4, anoche estuvo aquí de copas con la pelirroja que se la comía con los ojos, y hoy viene a comer con su mujer como si tal cosa. Le ha quitado el abrigo de piel con una delicadeza que si no le conociera bien, se podía pensar que esta enamorado de ella. -Claro que es la que maneja los cuartos-.

-Para la locutora de TV. como todos los días prepárame un pincho de tortilla y un filete grande para llevar. El filete es  para blanquita, su mimada gatatita. Me cuenta que es la única compañía que tiene para darle cariño cuando llega a casa-.

 -En la mesa 5 acaba de sentarse el locutor de radio. Me da a la nariz que su acompañante no es solo un amigo. Lo digo por lo acaramelados que se les ve y las miradas que se dedican uno a otro…

 El actor Veterano (como todos le llamamos cariñosamente) aprovechando que la señora fue al baño me pide que le sirva rápido una copa de ginebra antes de la comida. Este terminará con una cirrosis que se lo llevará a la tumba en pocos años.

Por cierto acaban de entrar la pareja de “astrólogos”. Me piden que les pongas dos bocadillos de calamares, aunque no pueden pagar como les pasa siempre. Luego cuando termine la hora de las comidas dicen que te leerán el futuro gratis.

¿Se puede saber porque tienes que comentar la vida de todas las personas que pasan por aquí sin conocerlas? Déjate de chismes que no puedo escuchar bien las comandas que me piden tus compañeros. -Le dijo Benita la cocinera con el genio que la caracterizaba desde que solo veía pucheros y sartenes -. Como se entere el jefe de lo cotilla que eres te plantará de patitas en la calle el día menos pensado. Y dile a los “astrólogos” que les daré su bocadillo a cada uno, pero que ya se muy bien el futuro que me espera como no pierda de vista esta cocina y toda la compañía que me rodea.   

 -Si lo sabré yo (prosiguió Ramiro) que les conozco a todos. Llevo unos años en el barrio y estoy bien enterado de la vida y costumbres de unos y otros- ¡Ay! (Gritó acto seguido dando un respingo, dirigiéndose a  los compañeros). ¡No me toquéis la 10, que esa mesa la sirvo yo! Es el momento del día que espero con ilusión para cruzar una mirada con los lindos ojos de ese joven actor que me tiene loquito, y de hoy no pasa, aprovecharé que viene solo para plantárselo de sopetón… Y se fue con el blog de comandas en la mano derecho a la mesa 10. 




 Rafaela

martes, 18 de abril de 2017

Voces de madrugada. Jone Miren Asteinza



Aunque hace ya mucho tiempo que tengo el libro en mis manos, es hoy cuando después de leerlo de nuevo, me he decidido a comentar algo sobre este magnifico libro de relatos "Voces de madrugada". Antes de continuar quiero deciros que me encantan los relatos. No por eso me va a resultar mas fácil hablar del libro, pero si voy a deciros que he disfrutado con su lectura.
Los he vivido todos con la pasión que Jone Miren Asteinza  les pone al contarlos.
Desde su primer relato. "Ecografía interior" que nos habla de su venida al mundo, y del miedo pasado en una tormenta en medio del mar cuando aun no tenia 6 años. "Ojos de hielo" que nos cuenta el miedo de vivir atormentada por la fría mirada de los ojos de un niño. Todos y cada uno de ellos, te van enganchando a continuar con la intriga de saber como sera el siguiente. Y así, uno tras otro hasta llegar a "Un pijama frío" donde nos hace reflexionar, como puede cambiarnos la vida en cuestión de minutos cuando menos te lo esperas.

Amiga Miren. Con todo mi cariño, aquí tienes mi humilde opinión sobre  "Voces de madrugada".

De nuevo te deseo muchos éxitos con este tu segundo libro. Un fuerte abrazo.


Rafaela.




martes, 4 de abril de 2017

"ÁNGULOS" DE CHELO DE LA TORRE

Hoy quiero hablaros de Chelo la bloguera  poeta.
 http://chelodelatorre.blogspot.com.es/2017/04/angulos.html

Desde que conocí su blog "Pasatiempo" me gustó lo que leía en él. Me hice seguidora suya y nos hemos seguido acompañando como buenas amigas blogueras.  Me gustó leer su poesía, era distinta a la que yo conocía hasta entonces.
El día 27 de marzo fue la presentación de su primer poemario y al ser invitada por ella. Allí estuve ese día para que Chelo me dedicara su libro "ÁNGULOS" darle un abrazo y desearle mucho éxito.
La presentación fue todo un éxito por la cantidad de amigos que le acompañaron.


Para mi no es fácil hacer una reseña de lo que leo. Solo os puedo decir que lo he leído muchas veces, recreándome en cada  uno de sus versos para exprimir el jugo que ella sabe poner en cada una de sus poesías. Deteniéndome y entregándome al poema.Y me he sentido a veces "LA MUJER ¬POLIEDRO"  "LA MUJER¬ ESFERA"  O  "LA MUJER¬ PIRÁMIDE".

Felicidades Chelo y mi Enhorabuena.


Rafaela.
  

       

jueves, 30 de marzo de 2017

DOMINGO DE RAMOS

Como se acerca el Domingo de ramos, hoy voy a repetir aquella entrada que escribía un 30 de marzo, justo hoy hace cinco años.  
En ella recordaba aquellos años del pueblo. 

          



Aquella muchacha soñaba que llegara la hora de la procesión. Al día siguiente era el Domingo de Ramos y Conquista se preparaba para vivir el inicio de  La Semana Santa.


Ese domingo era costumbre de estrenar algo que algunas veces podía ser vestido nuevo (Luego serviría para  fiestas muy señaladas. Entre otras la del Corpus Christi o la fiesta  de Santa Ana el 26 de Julio.) Pero aquel año la joven tenia que conformarse con el mismo que venia usando una y otra vez cada domingo.

El vestido negro ya estaba preparado, lavado y planchado, las medias también negras (Nada tenían que ver con las de la época Ye-Ye, que se estaba viviendo en aquellos años. Ya le hubiera gustado a ella…)

Un día de fiesta en el pueblo era esperado con impaciencia, siempre era un motivo para salir de la rutina. Las calles se llenaban de gente que acudían de los cortijos cercanos vistiendo los mejores atuendos de que  disponían, quizás guardados para lucir en un día tan señalado como era el Domingo de Ramos.

El sábado día anterior al evento, trascurría más o menos feliz. Un grupo de chicos y chicas jugando en mitad de la calle justo enfrente de la casa, unos jugaban al fútbol, otros a la comba, sin problemas de coches ni de espacio. De lo único que había que estar  pendiente, era de escuchar el ruido potente de una moto (era una Yamaha) la moto de su padre se oía desde lejos,  daba tiempo de entrar en la casa y disimular que los juegos de la calle tenían algo que ver con ella.
 Aquel día no hubo que correr por escuchar la moto, la fatalidad quiso que un mal paso terminara en la torcedura de un tobillo y además  con la mañana de juegos de aquella pobre chica. No es que un medico diagnosticara si se trataba de un esguince o rotura (entre otras cosas  porque nadie se enteró de nada, no podia decir que estaba jugando en la calle) Había que aguantar aquel dolor intenso al intentar apoyar el pie en el suelo que solo se calmaba un poco poniéndolo en alto. Sin ningún tipo de calmante paso la noche pensando en el milagro de que al día siguiente todo hubiera desaparecido.

 La mañana del domingo amaneció de un sol radiante, las campanas de la Iglesia daban el último toque para la misa. Ella, por mas que lo intentaba no podía ponerse de pie sin sentir esa sensación de hinchazón y desgarro que le subía por la pierna.
Como siempre las amigas pasaron a verla, pero al igual que tantas veces quedo de nuevo sola, mirando por aquellas ventanas que le servían de contacto con el exterior.


 Desde su mirador vio  pasar la procesión de las Palmas. Las niñas con sus vestidos y zapatos nuevos, con su ramita de palma o de olivo en la mano, cantando canciones acompasadas por la banda de música. Todo el mundo ajeno a la pena  y el  gran desconsuelo que sentía ella, al ver frustrado su día de fiesta.

Que difícil es poder imaginar el dolor de su alma. ¿Porque tenia que ser tan cruel la vida con ella? El pie dolía, pero más grande era el dolor de no poder estar entre las amigas cantando el “Hosanna en el Cielo” ¡Había esperado con tanta ilusión ese domingo!

No fue solo la Semana Santa sin poder salir, hubo muchas más semanas como aquella, con el dolor y la incertidumbre de saber si algún día volvería  a ponerse unos zapatos y poder caminar normalmente.
Por suerte como el tiempo cura todos los males, su pie quedo como nuevo sin más medicina que esa, la del paso del tiempo.
          

Rafaela.


                

sábado, 25 de marzo de 2017

¡HABLA DEL PUEBLO!

           

Me dicen que hable de ti,                  
que cuente de tus historias
cuando junto a ti empezaba
una vida regalada.

De la noche a la mañana,
la niña que fue feliz
se tuvo que hacer mujer
con un desgarro en el alma

¿ Dime que puedo contar?
si la risa me faltaba
si solo me regalabas
 noches oscuras y largas.

Nadie debería estar triste 
en años de adolescencia,
cuando en plena juventud 
la vida te corta alas.

Parece que no hay mañana
y piensas que todo acaba
cuando se va de tu lado
todo lo que mas amabas.

Amanecer con desgana
era el pasar de las horas,
dejando frágil  tu cuerpo
sin dar importancia a nada.

¿Dime que puedo contar?
Si solo pensar en ti me ahoga.
Si no había un rayo de sol
que iluminara mi alma. 


Rafaela.





viernes, 10 de marzo de 2017

PRIMAVERA, VEN.





¿Donde estarás primavera

 que tardas tanto en llegar?



 Quiero tu luz y tus flores

 que llenan de amor la vida.

 y alijerando las penas

vas recordando alegrías.



 Niños jugando a la comba,

en tardes de algarabía.

 Y madres tomando el sol

 en la puerta de su casa

 mirando a la lejanía.



 Quizás esperando el pan

 que sus hombres les traían.

Mientras hilvanan recuerdos

 remendando cicatrices

 de su deshojada vida.



No les faltará ilusión

ni les faltará la risa,

guardaran aquel abrazo

dentro de su corazón.

Rafaela.

jueves, 2 de marzo de 2017

ME GUSTA ESCRIBIR.







¿Que desde cuando escribo? Desde que conocí Internet.
Es algo que me suelen preguntar cuando se enteran que tengo un blog. 
Desde que aprendí a leer y a escribir hacia dictados, redacciones de todo lo que leía. Pero pienso que lo hacia porque había que hacerlo y punto. Era la obligación que teníamos cuando éramos pequeños. Nunca fui consciente de que además de hacerlo, también me podía gustar.

Luego de adolescente me gustaba escribir cartas a las amigas. Más tarde cartas de amor, todos los días escribía una. De los 16 años a los 20, escribiría montones de cartas, me encantaba contar mis cosas, mis penas y alegrías que en aquella época iban mezcladas a ratos y tenía mucho de todo.

Pasaron los años y vinieron los hijos, uno detrás de otro. Hasta tres. Desvelos Trabajo. En fin, otras preocupaciones ocupaban mis días. No me quedaba tiempo con tanto trajín para dejar mis recuerdos plasmados en un papel. Hasta creo que se me olvidó escribir. 

Con los años llega la tranquilidad y las ganas de hacer cosas distintas, algunas ya olvidadas vuelven  a la memoria. Los recuerdos de tantos años vividos afloran a tu mente y quieres contarlos a hijos y nietos, hasta que se cansan de escuchar tanta historia.
Entonces fue cuando conocí Internet y comprobé que las  nuevas tecnologías me podían ayudar mucho a guardas mis vivencias. Sobretodo a la hora de borrar y rectificar era más cómodo.
Y aquí estoy, atesorando vivencias y recuerdos, para todo el que quiera pasar por mi jardín de relatos. Unos son trocitos de vida, y otros mezclados con algo de invención.   Y lo más importante disfrutando en mis años de vejez con algo que me gusta.
 Porque hoy puedo decir con toda seguridad. “Si esto que hago se llama así”. Me gusta escribir.


Rafaaela.

martes, 28 de febrero de 2017

sábado, 25 de febrero de 2017

REUNIÓN DE PAISANOS










Se esta bien entre paisanos de Conquista.
Cuando una vive tan lejos del pueblo es bonito juntarse de vez en cuando y recordar aquellos años vividos en la niñez. 
La reunión ha sido en Morata de Tajuña. Un municipio de la comunidad de Madrid. Nada tiene que ver con nuestras raíces,  pero no ha importado para pasar un día muy agradable todos los que allí hemos estado.
Aunque es un pueblo bonito y con mucha historia. A veces el lugar y la comida no son tan importantes como la compañía.

Ojalá podamos reunirnos muchos años más.
Gracias paisanos por ese cariño que nos demostráis a mi familia y a mí. 

 
Rafaela.

martes, 14 de febrero de 2017

¿RECUERDAS?



                                     


Recuerdas cuando nos vimos?
Recuerdas aquellos días?
Tu mirada y mi mirada.   
Miradas entrelazadas
 tejiéndose lentamente
 mil maneras de sentir.


Recuerdas como se graba
el sabor del primer beso.
Como se paraba el mundo
en aquella conexión,
rodeando mi cintura
con tus manos abrazadas
susurrando en el silencio.
Y yo, aprendiendo a quererte.


Recuerdas como pasó el tiempo
sin a penas darnos cuenta,
Breves y ansiados momentos
nos llevaron donde estamos.
A nuestro amor recordado
deseado y añorado.


Rafaela.

sábado, 11 de febrero de 2017

UN CUENTO CON MORALEJA







A un hombre le destinaron de medico a un pueblo pequeño y tranquilo.

Unos días antes fue a visitarlo para conocerlo y charlar con su gente haciendo preguntas a diestro y siniestro. Acercándose a un grupo de mayores que estaba en la plaza les pregunta. Acaban de mandarme a este pueblo, pero antes de decidirme al cambio quisiera saber como es la gente de aquí. En el pueblo de  donde vengo no se puede vivir, no hay ni una  persona buena,  en el tiempo que he estado allí, me pase los días discutiendo con todos los pacientes. Desde el alcalde, hasta el cura, el barrendero o el enterrador. Todos son unos sinvergüenzas e incultos. Vamos ya le digo inaguantables.

Un viejecito que le había escuchado con mucha atención le dijo. Amigo, seria mejor que se marchase cuanto antes. Aquí somos peor  que  lo que usted cuenta. No se salva nadie, porque además somos muy brutos y cuando tenemos que discutir. Los jóvenes la emprenden a puñetazos y los mayores ayudamos con el garrote.
El hombre no se paró a escuchar mas, se fue con mucha prisa y sin decir adiós.

A los pocos días llegó al pueblo otro medico. Venia el hombre muy apenado y al preguntarle que le pasaba les contó el motivo. Miren vengo destinado a este pueblo un poco forzado porque la profesión me obliga, y dejo con mucha pena el destino anterior. Allí la gente es maravillosa, les cogí mucho cariño a todos, y ellos a mí. Son humildes, sencillos y cariñosos. Ya les digo que me mi obligación era venir, y por eso estoy aquí, pero les he dejado con mucha pena.

El mismo viejo que le  escuchaba, le dijo al momento. No tenga pena buen hombre. Aquí encontrará lo que busca, personas amables, dispuestas a colaborar en todo lo que sus vecinos necesitan, y desando conocerle para darle la bienvenida y desearle que se encuentre a gusto entre nosotros. Y terminó diciéndole.

Si usted viene ofreciendo bondad, bondad encontrará.

                                       

Este cuento lo escuché una vez y no recuerdo donde, ni se el titulo. Pero como observareis tiene su moraleja.
Si alguno lo conoceis me gustaria me dijerais el titulo.


Rafaela.




jueves, 2 de febrero de 2017

LA ABUELA JOSEFA






La abuela Josefa era extremeña. Una mujer “Jaquetona” – Guapa, alta y fuerte-. La recuerdo siempre muy bien peinada con el pelo recogido en un moño a la altura de la nuca. Vestida con un hábito de la virgen del Carmen de color marrón y un cordón del mismo color atado a la cintura. Una virgencita de alfiler a la altura del pecho. No recuerdo que fuera mujer de rezos ni de ir a misa. Pero aquel hábito debía de ser una promesa hecha, y siempre iba vestida con él. Además  no le faltaba nunca su delantal de grandes bolsillos para reservar el hábito del trajín de la faena de la cocina.

. Siempre estaba en aquel cortijo. Solo de vez en cuando salía para comprar al pueblo. Si en esos días estaba yo con ella, me tocaba acompañarla subida a la burra -Que más que burra parecía una mula grande-. Recuerdo el vaivén de su cuerpo al mover sus grandes patas, las movía sin prisas pero segura, me gustaba aquella enorme parsimonia que tenia al caminar. La misma tranquilidad con la que rumiaba la hierva cuando comía, moviendo los labios del hocico de un lado a otro, enseñando sus grandes dientes.

La abuela era sorda, muy sorda. Tanto que una vez mi padre que trabajaba con un camión se la encontró subida a la burra- que al parecer la burra también era sorda, porque no se inmutaba con ningún ruido y seguía su caminar tranquilo- Fue siguiéndola bastante tiempo y tocando la  bocina de vez en cuando. Pero nada, la abuela no oía el fuerte sonido del claxon. Tuvo que parar el camión,
acercarse hasta ella, y tocarla en la  pierna para que advirtiera su presencia.

De las abuelas se guardan muy buenos recuerdos. Es mi caso por pasar largas temporadas con la abuela Josefa en el cortijo. Algo que nunca se me olvidará, es aquella voz algo ronca y característica que ponía al cantar una nana. Hacia un ronroneo melodioso muy suave, que unido a la bonita letra de la canción y el vaivén de sus brazos, les daba un relax e  inmediatamente  quedaba dormido el  pequeño que tuviera en  ese momento en  su  alda - como ella decía-

Me encanta recordar algunas palabras de su vocabulario extremeño.
Anda “Chacho” pasa del “Lumbrar” que estas “Arricío”.Tráeme un “Misto”y vamos a prender la “Chasca” que “Ogaño” esta la “Orilla” muy fría.
"Prenda"  quítate las manos del “Cuadril” y pasa la “Aljofifa” por el “Alfeizar” de la ventana que va a quedar todo“Percudío”.


Rafaela.

sábado, 28 de enero de 2017

EL OSO Y LA MIEL




Sus madres lavaban en el lavadero del pueblo mientras las niñas jugaban sin alejarse mucho de su lado. Las pequeñas se lo pasaban en grande con el agua y sus juegos, y hacían del día de colada su día de fiesta correteando entre barreños de ropa y las faldas de mamás.
       
Aquel día había venido una niña desconocida que llamaba la atención entre todas las demás por su pelo rubio lleno de rizos. Traía en sus manos un pequeño cuento que era una novedad para todas. Era la primera vez que veían un cuento así. “El oso y la miel” Además de llevar dibujado un oso que ocupaba toda la portada, llevaba incluida una pequeña tinajita de barro. Era tan natural como diminuta aquella vasija, que las niñas la miraban con la emoción que les daba haber descubierto algo tan novedoso a su corta edad. Se podía desprender de la portada, poner en ella agua y algo de tierra para imaginar que cocinaban una excelente comida.

Rápidamente se hicieron amigas de la niña de rizos dorados, y aunque no muy convencida, compartió con ellas aquel pequeño tesoro que cuidaba con tanto recelo.

Así fue transcurriendo el día entre risas y juegos hasta que ocurrió lo inevitable. La olla pasaba de mano en mano y sin saber como, el cacharro cayó al suelo haciéndose pedazos, para desconsuelo de  todas y el llanto inconsolable de la pobre niña que no paraba de llorar mientras recogía los trozos de barro rotos.


Rafaela.

viernes, 20 de enero de 2017

MI OTRA AFICIÓN






 
 


Una de mis nuevas actividades preferidas es hacer bolillos. Después de mucho tiempo y animada por unas amigas he vuelto a ello y estoy contenta. Claro que por este motivo tengo temporadas alejada de los blogs. Publico menos, os leo  menos, y comento menos vuestras publicaciones.
Tengo que aprender a administrar mi tiempo porque si no es así, tengo la sensación que algo va mal.
 Las dos cosas me gustan, y cuando empiezo una labor a bolillos se me pasan los días sin enterarme, me gusta terminarla cuanto antes para ver el resultado final mientras estoy en ello. A veces pienso que estoy traicionando al blog por abandonarlo tanto tiempo. Vamos, más que al blog a todos vosotros seguidores de él. 
Tendré que ponerme días, y alternar una cosa y otra de la mejor manera que pueda sin tener que dejar ninguna de las dos, porque las dos me dan muchas satisfacciones.

Os enseño algunas labores que he realizado el año pasado.

También aprovecho para mandaros a todos los que pasáis y comentáis. Besos y abrazos.     


Rafaela.

jueves, 19 de enero de 2017

MI OTRA AFICIÓN




 
Una de mis nuevas actividades preferidas es hacer bolillos. Después de mucho tiempo y animada por unas amigas he vuelto a ello y estoy contenta. Claro que por este motivo tengo temporadas alejada de los blog. Publico menos, os leo  menos, y comento menos vuestras publicaciones.


Tengo que aprender a administrar mi tiempo, porque si no es así, tengo la sensación que algo va mal.


 Las dos cosas me gustan, y cuando empiezo una labor a bolillos se me pasan los días sin enterarme, me gusta terminarla cuanto antes para ver el resultado final mientras estoy en ello.
 A veces pienso que estoy traicionando al blog por abandonarlo tanto. Vamos, más que al blog a todos vosotros seguidores de él. Tendré que ponerme días y alternar una cosa y otra de la mejor manera que pueda sin tener que dejar ninguna de las dos, porque las dos me dan muchas satisfacciones.
 

Os enseño algunas labores que he realizado el año pasado. 


También aprovecho para mandaros a todos los que pasáis y comentáis. Besos y abrazos.   


Rafaela.  


domingo, 8 de enero de 2017

SI YO SUPIERA ESCRIBIR

                                                                   



Si yo supiera escribir

 como escriben los poetas.

Te diría muchas cosas

 con poesía en mis letras.

Te contaría una a una

 mis noches de madrugada,

esperando con anhelo

que pronto fuera mañana.



Mis días de desconsuelo

pensando que no llegaba

la hora en que yo  te viera

caminando hacia la fuente

 con tu falda arrebujada

y no fuera solo un sueño

de los muchos que soñaba,

ni fuera solo una sombra

de las que yo imaginaba.



 Te diria que con tu ausencia

 una gran pena me ahogaba,

 y una congoja muy grade

 en mi alma se agarraba

creyendo que de  por vida,

 siempre la tendría amarrada.



Todo esto y mucho más,

es lo que te contaría

si yo supiera escribir

como lo hacen los poetas.

    
Rafaela.

miércoles, 4 de enero de 2017

NOCHE DE REYES




Esta entrada se la dedicaba un 5 de  enero del 2011 a mi nieto Diego. Como ya han pasado seis años  le hará ilusión leerla y a la vez leérsela a sus dos primos que llegaron después. Sebas  y Marina.



                                                                               


              

                     

Como llega la noche de Reyes estoy pensando en la ilusión de miles de niños esta noche.

Y pensando en niños, pienso en mi nieto que cumplirá tres años en el mes de febrero.

Este año será el primero que disfrutara de la cabalgata de los Reyes Magos, a la vuelta vendrá con su cabecita llena de fantasías e ilusiones con la magia vivida de un momento para él inolvidable, que culminara cuando a la mañana siguiente se encuentre con los juguetes que le dejaran los tres Magos de Oriente.
¡Quien no recuerda la ilusión de esa noche aunque los juguetes fueran menos!

Hoy en Madrid sus Majestades irán en carrozas espectaculares, haciendo un pequeño homenaje a los abuelos y a los cuentos que suelen contar a sus nietos.
Bonita forma de valorar a los abuelos y la labor positiva que ejerce sobre el nieto el hecho de contarles cuentos desde muy pequeños.
Es muy gratificante también para el abuelo verle absorto en la historia que le estas contando.
Desde que tienen unos meses ya te escuchan con gran atención como si quisieran comprender el significado del cuento.
Y lo mejor de todo, sabemos por nuestra propia experiencia que estas cosas tan simples y sencillas ocuparan un lugar muy importante en sus recuerdos de niño.

Para ti mi pequeño Diego.


Rafaela.