martes, 28 de octubre de 2014

ME PASO POR WHASEAD




Esta mañana una amiga, me mandó al movil un Powerpoins. Ya lo conocia, no importa que este muy visto, como tiene mucho de verdad me ilusioné. viendolo, y mandandoselo a otras amigas. Y lo que yo temia paso, desde que conocí el Whatsapp temia que me pasara esto. Lo vengo diciendo, un dia se me quemará la comida. Así ha sido, me enrolle con el Sombrero Rojo y "Se me fue el santo al cielo". La carne en salsa, quemada sin solución.
Espero que no lean esto mis hijos. Siempre dandoles la tabarra cuando los veo whasead. Eso del Whatsapp os quita mucho tiempo, no disfrutais del momento que teneis delante de vosotros, os transportais a otro mundo y olvidais el presente. Si, si, hoy me ha pasado a mi.
Nunca mas contestaré a un mensaje mientras este cocinando. Claro que esto me ha pasado porque era carne solo para dos, si hubieran estado ellos, (Mis hijos) me olvido del TF, y me dedico solo a lo que tengo entre manos, que ya me ocupa suficiente tiempo.
Pues eso, que os cuento lo que me pasó en la mañana.
 ¿Alguna vez se os quemaron las lentejas mientras estabais Whaseando?
Para todos los que pasis por aqui. Besos y abrazos.

Rafaela.

25 comentarios:

  1. Muy simpático y totalmente cierto tía el escrito tía!! un beso

    ResponderEliminar
  2. Qué cierto, hace 15 años dije, para qué quiero un móvil si ni me llaman al fijo. En el horno del tiempo se asaron mis palabras, menos mal que no me las tuve que comer crudas. Ahora con la tecnología me muerdo la lengua antes de decir nada, tengo whatssap, smartphone, etc. Con el tiempo y poco a poco voy aprendiendo a no tener que comerme mis propias palabras, aunque sean palabras no dichas ni escritas, sólo pensadas. Aún así alguna vez, algún aperitivo siempre cae. Un abrazo prima, me identifico con lo que has dicho.

    ResponderEliminar
  3. A mi se me queman otras cosas, pues me pongo hacer una segunda cosa y se me olvida la principal que es la comida.
    Disfruta con tus amigas de la nueva tecnología.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Qué tus hijos no se enteren, si no harán guasa de ello.
    No te preocupes demasiado, no creo seas a la única que le ha pasado.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Nunca se me ha quemado la comida por estar entretenida con el móvil, ni Whatsap, música, ni tan siquiera las últimas noticias y es que para mi lo primero es lo primero y desde luego no es cocinar, no voy a cambiar una sartén tiznada por la diversión del Whatsap ¡estaría bueno! Un abrazo y un bocadillo si hace falta

    ResponderEliminar
  6. A mí ni se me quema nada, ni mando cosas de esas porque no sé. No me gustan los móviles; tengo uno del año la pera, no lo uso, y es más me viene justo para enchufarlo y desconectarlo.

    Besos Rafaela.

    ResponderEliminar
  7. Yo cuando estoy en casa desenchufo el móvil, solo lo enciendo cuando salgo a la calle con excepción de la piscina y la iglesia que tampoco lo llevo y no me gusta enviar pps por whatsap para ello tengo mi portátil aunque si que whatseo .Besicos

    ResponderEliminar
  8. Meno mal que tus no lo vieron
    besos

    ResponderEliminar
  9. Hola Rafaela.
    A mi no me importaria que se me queme el alma entera, pero ese sombrero es precioso y vale la pena contemplarlo.
    Me encantan los sombreros y este es algo muy bonito.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Rafaela, vhatsapp...Pero, si puedo decirte que contestando comentarios en el blog, también se me ha quemado alguna vez la comida...Menos mal, que aún tenía tiempo de preparar otra...Pero, puedo entenderte, te sientes culpable...No te preocupes, todo nos sirve para aprender y atender prioridades, amiga...Mi abrazo y mi ánimo siempre.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  11. Quería decirte, que no tengo Wharsapp...con las prisas me comí las palabras...(sonrío)

    ResponderEliminar
  12. Jajaja, Rafaela, veo que estás con el whatsapp como niña con zapatos nuevos. No he caído aún en ello, soy de las que se resisten, aunque me imagino que es sólo cuestión de tiempo. De momento cubro mis necesidades de contacto rápido con el móvil consorte.
    Como todo, tiene su utlidad aunque me parece muy invasivo y absorbente.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Qué difícil a veces predicar con el ejemplo.
    Un beso Rafaela.

    ResponderEliminar
  14. Uasapeando no, pero delante de la pantalla del ordenador o frente a las páginas de un libro he olido a socarrín más de una vez... jajajja.

    Un beso, eso nos pasa por ser modernas, jajajajaa.

    ResponderEliminar
  15. Hola Rafaela, simpática anécdota la que nos cuentas, menos mal que tus hijos no lo han visto que si no jeje, yo de momento me salvo ya que no lo tengo, pero lo mismo que el móvil lo gasto lo mínimo, mas que nada cuando voy con el coche por si pasa algo, pero si llego a tener el dichoso whatsapp creo que pasare mucho de el, no entiendo que la gente vaya por la calle pendiente de teléfono y no mirar por donde va, pero bueno las nuevas tecnologías es lo que tiene, que no se enteren tus hijos jeje

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Pues no me ha pasado por darle a la tecla, pero a veces sí que se me ha agarrado un poquito la comida… hay que estar muy atenta, y claro la cocina no admite que nadie se le ponga por encima, menudas son las lentejas que se pegan en un pis pas.
    De todas formas no pasa nada, también hay que expansionarse con amigas, todo el día en casa no es bueno, aunque yo salgo solo por la mañana andar porque no se me queden las piernas inservibles de tanta casa, no seas tan dura contigo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Que barbaro!, se me acaban de agarrar a la olla las berenjenas con tomate, y no por el wattsap o como se escriba, sino con los blogs!!!
    un beso

    ResponderEliminar
  18. Bueno Rafaela, pues ha mi no me ha pasado porque aún no me lo he puesto. La verdad es que me da perecilla, porque veo a los que lo tienen (que es casi tó el mundo) y no paran. El otro día en la tele salieron imágenes de gente dándole al móvil, y una chica se cayó a una fuente de la manera más tonta. ten cuidadillo con el puchero, que es incompatible con el móvil, jeje.

    ResponderEliminar
  19. Que pena de lentejas- Nunca me ha pasado quemar la comida. Hace un par de meses se me quemaron las nueces porque di por hecho que había apagado el fuego y llamé por teléfono. El móvil lo tengo aparcado generalmente todo el día fuera de mi alcance:-) Pero así se aprende.. Hoy en día es fácil distraerse.
    Bss

    ResponderEliminar
  20. Yo si he quemado varias cosas, la verdad, por estar leyendo en Internet, pero que le vamos hacer, disfruto mucho más de mis lecturas que de hacer comidas por obligación..., no soy mucho de whatsapp, pero si de navegar por estos mares y hacer visitas...
    Besos, amiga Rafaela

    ResponderEliminar
  21. Hola Rafi!
    A mí si no se me ha quemado aún por el whatsapp ha sido por estar con otra cosa y olvidarme de la primera.
    Yo encuentro que está bien y me gusta no me extrañaría que me pase jajaja...
    Ahora entiendo que ayer me dijiste cuando te escribí: luego hablamos,estoy con la comida.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  22. Whaseando no Rafaela, aunque pareza mentira no tengo. ..pero "liá "con el blog una mediodía sí. Me quedé sin comida .Lo solucioné con unas huevos fritos:))
    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. Cuando voy a hacer algo de cierta importancia, por ejemplo comer, lo olvido en un lugar aparte para que no me moleste. Al cabo del tiempo leo los que me han entrado. De otra manera es un sinvivir. Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. ¡JA,JA,JA...!
    A mi varias veces ultimamente y casi siempre por el ordenador (no tengo móvil inteligente ni con WhatsApp). Ahora uso un reloj de cocina con alarma a determinados minutos, .porque ...¡mejor que no tengan que venir los bomberos!
    ¡Muy simpático tu post!
    Un cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar
  25. A mi me pasó con el ordenador. Tuve que tirar el cazo done hervia la comida, todo se quemó .
    Ahora ya tengo mas cuidado. Dibertida tu entrada.
    Un beso.

    ResponderEliminar