miércoles, 23 de diciembre de 2020

EL PINITO del abuelo Candido

 

El pinito del abuelo Candido era tan pequeño que lo trajo en una maceta. 

Con la ilusión de verlo crecer fue plantado en la esquina de la casa.

Y creció, y  creció  y vio pasar las distintas navidades, y un día echó en falta la mirada del abuelo. 

Pasaban los años y el pino se adornaba cada navidad para recordarle.

Este año ya son dos más los que no están entre nosotros Jesús, y Clemen la mujer de Candido. 

El abeto seguirá creciendo y nosotros faltaremos también alguna Navidad.

Nos queda el consuelo de ser recordados por los que nos preceden,

 que seguirán adornando el pino con el mismo cariño

 que recordamos a los que ya nos dejaron.



 Para todos vosotros que pasais por aquí

os deso una muy Feliz Navidad. 



Rafaela.



17 comentarios:

  1. Que esta Navidad la Salud este presente y cada deseo se haga posible, cada sueño sea realidad, y resplandezcas la esperanza, y prosperidad.

    ¡Feliz Navidad 2020!

    ResponderEliminar
  2. Felices fiestas de Navidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Mi deseo es que puedas seguir recordando, en compañía de los tuyos, a los seres queridos que faltan y que el abeto siga creciendo gracias a tus cuidados.
    Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  4. Así será. Algún día ya no estaremos pero lo importante es que nos recuerden por lo bueno que dejamos.
    Feliz Navidad
    Un abrazo muy grande

    ResponderEliminar
  5. Es triste ver cómo nos van faltando los seres queridos en estas fiestas tan entrañables.Besicos y FELIZ NAVIDAD

    ResponderEliminar
  6. Hola Rafaela, así es, el pino seguirá creciendo viendo como faltan los que en algún momento tuvo a su lado, pero el se quedara con el cariño que le dieron.
    Que pases una feliz navidad dentro de lo que cabe.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. En estas fechas tan entrañables siempre echamos de menos los que nos han dejado pero si han sido en este año todavía más.
    Un abrazo y Feliz Nuevo Año.-

    ResponderEliminar
  8. Así es, el pino seguirá ahí y tus nietos en algún momento cogerán el relevo de cuidarlo ...solo es la vida.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  9. Conocí un pino hace muchos años que adornaban cada Navidad, también había conocido a varias generaciones, en la actualidad ya no está, pero siempre que paso por el lugar, lo recuerdo perfectamente.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Aunque en estas fiestas se hacen muy patentes las ausencias, pensemos lo que representa la Navidad y la esperanza que con ella llega.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Precioso recuerdo, que dejó el abuelo y es testigo de todas las generaciones, Rafaela. Que seas feliz estos días y te llenes de fuerza y esperanza para seguir recreando la vida de todos los que te rodeamos. Que el año nuevo te traiga mucha salud y alegrías.
    Mi abrazo y mi cariño.

    ResponderEliminar
  12. Las personas que amamos siempre estarán en nuestros corazones. Muy feliz año nuevo Rafaela.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Muy emotiva tu entrada, a mí me ha llegado tu añoranza al corazón.
    No es de extrañar que no me vieses haciendo comentarios, he llevado un año sin publicar nada, el panorama que estamos viviendo no estimula ni ganas de escribir ni tampoco la imaginación.
    Agradecida por tus letras.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  14. Buena reflexión. Los que nos dejaron viven en nuestro corazón y recuerdo. Feliz Año Rafaela😘

    ResponderEliminar
  15. Pues sí, un bonito recuerdo.
    Feliz año nuevo Rafaela y que sigamos muchos años por aquí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar